En Noticias, Prensa y Difusión, Prensa y Difusión
  • Desde las 10 de hoy miércoles 22 se honra la Pachamama en la Isla del Pueblo Comechingón.
  • La Municipalidad de Córdoba continúa acompañando acciones como esta que fortalecen las identidades locales

 

Desde las 10 de hoy miércoles 22 de agosto a las 9 h se realiza la Celebración a la Pachamama en nuestra ciudad, organizada por la Comunidad Comechingón del Pueblo de la Toma en la Isla del Pueblo Comechingón, espacio creado por el municipio en el año 2015 —en Costanera, entre los puentes Sagrada Familia y Turín. La Municipalidad de Córdoba continúa acompañando esta celebración como parte de distintas acciones que apuntan a fortalecer las identidades locales y sus diversas manifestaciones.

Cabe recordar que la Isla del Pueblo Comechingón es un espacio verde recuperado en instancias de la ampliación de la Av. Costanera, constituyendo una referencia geográfica de valor sagrado para las comunidades aborígenes, donde cada año las comunidades originarias ofrendan a la Pachamama y renuevan un festejo centenario.
Este territorio pertenece ancestralmente a un pueblo originario del Valle de Quisquizacate (Ciudad de Córdoba) llamado Comechingón. Al momento de la conquista se les impuso, entre otras cosas, la tarea de construir y mantener el sistema de toma de agua para la urbe colonial y se lo empezó a llamar “Pueblo de la Toma”.

Sobre los festejos
Los tradicionales festejos en honra a las Pachamama (Madre Tierra) se llevan adelante con una tradicional sahumada de lugar para luego darle de comer a la Pacha en agradecimiento por todo lo recibido durante el año. La veneración a la Madre Tierra es una herencia andina que cada año da lugar a emotivos rituales desde el 1° de agosto, extendiéndose durante todo el mes. Es una fiesta de agradecimiento, de tributo, de devolución.
La celebración en torno a la Madre Tierra es una de las más populares creencias ancestrales vigentes en nuestro país. Durante el festejo se alimenta el vientre de la Pacha para agradecer lo recibido y pedir con esperanza que se renueve ese “dar” de la tierra. El 1º de agosto se comienza con el brebaje de caña macerada con ruda, que – según el imaginario popular trae suerte y salud. El trago debe beberse de una sola vez, sin embargo hay quienes hablan de tres y siete tragos también. La caña se macera durante nueve lunas llenas con ruda, una hierba curativa muy propagada en estas tierras.

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar