En Noticias, Prensa y Difusión
  • Con gran éxito se desarrolló la quinta edición del festival que reunió a representantes de 24 países  y mas de 50 instituciones en la Capital Social.
  • Cada año, se ratifica la condición cosmopolita y multicultural de nuestra ciudad.

Con espectáculos, sabores y  danzas del mundo, las tradiciones de cada colectividad residente de nuestra ciudad  exhibieron su cultura y costumbres en el popular festival  fomentando cada año la participación ciudadana  y celebrar la diversidad que forma parte de la identidad cordobesa.

 

Córdoba, ciudad abierta al mundo

“Una ciudad todos los pueblos” se define como un espacio de encuentro de pueblos, lenguas, historias y tradiciones muy diversas que hacen de Córdoba una ciudad cosmopolita y multicultural. Todos son cordobeses, pero sus países de origen son muy diferentes.

Esta fue una edición que superó las expectativas  reuniendo a 90 mil personas dónde compartieron música, danzas, comidas y productos típicos de distintos lugares en la tradicional e histórica avenida del Dante en pleno corazón del Distrito Familia, durante las cuatro jornadas.

Con  la participación de unas 50 agrupaciones pertenecientes a las colectividades árabe, alemana, armenia, boliviana, croata, cubana, española, griega, italiana, japonesa, coreana, mexicana, paraguaya, peruana y polaca, entre otras, se exhibieron  sus tradiciones  cautivando a los ciudadanos presentes.

En esta edición, participaron por primera vez los hermanos de Colombia con comidas típicas y bailes. Mientras que Israel  se presentó con números artísticos.

Por su parte, Lituania participó con carpa de difusión cultural por primera vez, aunque han estado en las últimas 3 ediciones en el escenario. Se destacó el retorno al festival del país Vasco  y de Grecia.

Sabores y danzas del mundo

Uno de los platos típicos más elegidos por la gente en el festival, fue el shawarma, tradicional y con diferentes recetas. En esta edición le siguieron en cantidad de ventas los tacos mexicanos, el chevape croata, las papas a la española y la pizza en diversas variedades. En lo que respecta a bebidas, siendo un festival libre de alcohol, se destacó, como  todos los años la carpa brasilera con sus jugos y batidos tropicales.

El festival contó con dos espacios para las danzas típicas, donde cada colectividad  presentó números artísticos frente a su carpa y, formalmente, en el escenario principal. El bailarín más joven que participó en los bailes frente a las carpas tenía ¡4 años de edad! . Mientras que en el escenario principal el bailarín más joven tenía 5 años y el mayor 72.

La Municipalidad de Córdoba y las asociaciones de residentes organizaron por quinta vez el festival “Una ciudad, todos los pueblos”, que reúne anualmente a las colectividades y asociaciones de inmigrantes que eligieron a nuestra ciudad como hogar permanente y que, a través de esta fiesta, comparten con los cordobeses las tradiciones de sus lugares de origen.

Galería

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar