En Noticias, Prensa y Difusión
  • Los partidos se jugarán en el Polideportivo General Paz y el Club Municipalidad de Córdoba.
  • Tendrán entrada libre y gratuita.

Entre la gran oferta de deporte adaptado que puede realizarse en la ciudad, este fin de semana destacan el rugby en silla de ruedas y el fútbol para ciegos. La Municipalidad de Córdoba se suma al trabajo de la Unión Cordobesa de Rugby en el Tercer Torneo Nacional de Rugby en Silla de Ruedas. Tendrá sede en el Polideportivo General Paz (Roma 155) y se realizará entre el viernes 16 y el domingo 18 noviembre.

Participarán del torneo Dogos de Córdoba, Buitres de  Buenos Aires, Cilsa ONG de Santa Fe, Caranchos de Buenos Aires y Quad Rugby Tucumán.

El evento será con entrada libre y gratuita y se desarrollará con un horario diferente cada día: viernes de 20 a 22 horas; sábado de 9 a 20 horas; domingo de 9 a 13 horas.

Los Dogos, el conjunto de Córdoba, fue subcampeón en el último torneo nacional. Sus integrantes tienen más de 18 años y están entrenando para el Sudamericano 2019 con sede en Perú.

Otro momento para acercarse al deporte inclusivo se vivirá en el Club Municipalidad de Córdoba (Nicolás de Avellaneda 2751). Se disputará un partido de fútbol 5 para ciegos el sábado 17 de noviembre, de 15 a 17 horas.

Será un encuentro amistoso entre los juveniles A y B que conforman la selección nacional, Los Murciélagos.

Los Murcielaguitos vs Los Guerreritos (Club Municipalidad de Córdoba) también tendrá entrada libre y gratuita.

Algunas nociones sobre los deportes

Quad Rugby

El rugby en silla de ruedas lo practican personas con discapacidad motriz, generalmente por lesiones en la médula. En los deportistas argentinos es habitual que esa lesión sea fruto de accidentes de auto, moto o resultado de un “clavado” en piletas o ríos, aunque pueda resultar sorprendente.

El deporte nació en Canadá en 1978 para los que no podían practicar otros deportes. Llegó a Argentina hace poco más de una década y desde hace seis años se lo considera deporte federado en Córdoba.

Lo juegan dos equipos de cuatro integrantes en una cancha de basquetbol. Cada partido dura 32 minutos, divididos en cuatro cuartos de ocho minutos.

La pelota es similar a la de vóley y el “try” se logra al pasar entre medio de dos conos con el balón dominado. Los pases se pueden hacer en cualquier dirección y las reglas de tiempos tienen cierto parecido al  basquetbol: 40 segundos para anotar; 12 para cruzar la mitad de la cancha y 10 para picarla, pasar la pelota o sacar.

En los torneos, se premia a todos. Y para hacer los equipos parejos desde el comienzo, las personas tienen un puntaje relacionado con sus habilidades motrices. Cada parcialidad no puede superar los ocho puntos de “clasificación funcional” entre sus cuatro miembros.

Fútbol para ciegos

Este deporte comparte muchas similitudes con su par “tradicional” pero con importantes particularidades.

Se juega en dos tiempos de 20 minutos cronometrados cada uno. El movimiento de la pelota emite un sonido, producido por seis cápsulas ubicadas entre la cámara y el casco del fútbol. Así lo detectan los jugadores, que deben gritar “voy” al momento de disputar el balón, o se cobra falta.

La cancha cuenta con bandas laterales que permiten un juego continuo y la pelota solamente sale por el fondo.

Si bien lo realizan personas con discapacidad visual, el arquero puede ver y se mueve en un área chica de dos metros. Y desde fuera de la cancha, también participan activamente.

El arquero habla con sus compañeros cuando la pelota está en la zona defensiva pero ese rol de coordinación lo toma el entrenador cuando la acción se traslada al mediocampo. Finalmente, detrás del arco rival se localizan los guías, que continúan la tarea con los delanteros, en el último tercio de la cancha.

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar