En Noticias, Prensa y Difusión
  • Es mamá de dos hijos y trabaja como jefa del equipo zonal interdisciplinario N°4.
  • Durante 15 años atendió como médica de familia en el Centro de Salud N° 41.

Todos los días, cientos de médicos municipales trabajan silenciosamente en algún nodo de salud de la Capital Social. En los centros de salud, en las sedes de la Dirección de Especialidades Médicas, en los hospitales, en la tarea diaria y en las emergencias. Y donde hay un médico cerca, siempre hay un equipo de salud conteniendo.

“Dependemos de cada uno de nuestros compañeros en el centro de salud. El médico necesita de todos sus compañeros de las otras disciplinas”, es la forma de entender la profesión de Nilda Silva, actual jefa del equipo zonal interdisciplinario N°4.

“Encuentro en mi profesión, la alegría y la felicidad de poder ayudar a muchas personas. No me imagino haciendo otra cosa”, explica al pensar en todo lo vivido desde que partió de su Formosa natal hacia Córdoba.

Comenzó estudiando fisioterapia y en tercer año descubrió que su pasión era la medicina. Y a la par,  empezó la otra carrera. Cuando se recibió de fisioterapeuta, empezó a trabajar y así pudo costear sus estudios de medicina.

Al pensar en sus primeras experiencias como médica, recuerda con mucha felicidad un parto. A poco tiempo de terminar su residencia, llegó una emergencia al pequeño hospital rural de Villafañe, donde trabajaba en Formosa. “Vino una mamá primeriza con dilatación casi completa de trabajo de parto. No hablaba español, pero con la ayuda de una enfermera muy capacitada, todo salió perfecto. Fue un momento muy feliz y de gran satisfacción. El bebé y la mamá estuvieron bien”, recuerda.

Volvió a Córdoba y desde que es médica de la ciudad, siempre estuvo en Villa el Libertador. Durante 15 años atendió como médica de familia en el Centro de Salud N° 41.

Aparte de ser médica, Nilda es mamá de dos hijos, rol que la hace jugar con cierta ventaja. “La medicina te da un temple para contener las emociones, escuchar como lo hacemos a diario en el contacto con nuestros pacientes”.

Y deja un saludo para sus colegas, que es también un deseo para quienes dan sus primeros pasos en la profesión. “El ser médico, el ayudar a las personas les va a dar mucha satisfacción, mucha esperanza y mucha fuerza para luchar por lo que es justo”, finaliza.

Salud es cuidarte

En Córdoba, la Capital Social, las personas y su bienestar importan mucho. Y para la Municipalidad, tan esencial como brindar atención médica gratuita es transmitir la tranquilidad que cuando la necesités, la vas a tener a mano.Por eso tenemos más de 600 nodos de salud para dar cobertura en la ciudad más extensa de la Argentina.

En los barrios podés acercarte a alguno de los 98 Centros de Salud, para tratar afecciones simples, vacunarte y realizar controles de rutina o embarazo. Es el primer nivel de atención. Y como prevenir es mejor que curar, es habitual que los centros de salud realicen campañas de sensibilización y detección precoz de enfermedades.

Cuando tu salud requiere atención en neurología, gastroenterología, pediatría, traumatología y otras especialidades médicas, la Municipalidad ofrece sus tres DEM, como las conocemos popularmente. Allí, podés hacer análisis de laboratorio y estudios de diagnóstico por imágenes. Esos nodos de salud profundizan las campañas de medicina preventiva.

En caso de traumatismos graves, internaciones o cirugías, te van a atender en algunos de los tres hospitales municipales: El Hospital de Urgencias, hospital modelo del país y orgullo de los cordobeses, especializado en accidentes de tránsito y traumas; Príncipe de Asturias, que es centro referente en la atención a personas con diversas orientaciones sexuales; o el Hospital Infantil, que cuida a los niños y niñas de Córdoba.

En forma complementaria, la Farmacia Municipal se encarga de la producción pública de medicamentos, siempre en forma totalmente gratuita.

A esto se suma la atención descentralizada y permanente que se brinda a través de sus móviles odontológico, oftalmológico y sanitario de mascotas que recorren los barios y el Servicio de Emergencia 107, que asiste en la vía pública las 24 horas los 365 días del año.

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar