En Noticias, Prensa y Difusión
  • Habrá una gestión integral que comprende diversas etapas.
  • La inclusión social a través de los recuperadores urbanos.

El marco regulatorio para la gestión integral de residuos sólidos urbanos está fijado en la Ordenanza 12648. La idea es alcanzar la protección ambiental en esta tarea, teniendo en cuenta la diversidad de orígenes de la basura ya sea residencial, comercial, asistencial, de servicios, sanitario, industrial o institucional, con excepción de aquellos que se encuentran regulados por normas específicas.

La gestión integral de residuos sólidos urbanos comprende las siguientes etapas: generación, disposición inicial, recolección, transferencia, transporte, tratamiento y disposición final, incluidas las tareas de vigilancia y supervisión de estas operaciones.

En ese sentido, el principio de Basura Cero apunta a la recuperación progresiva de la disposición final de los residuos urbanos, con plazos y metas concretas, para lo cual se adopta un conjunto de medidas orientadas a la reducción en la generación de residuos, la separación selectiva, la recuperación y el reciclado. A esto se le suma el principio de Ciudad Limpia, un concepto que implica que el servicio sea prestado con eficiencia, regularidad, continuidad y generalidad, adecuado a la realidad urbana.

Recuperadores Urbanos
En la Ordenanza se reconoce la preexistencia de los Recuperadores Urbanos en las tareas de separación de residuos y recolección diferenciada. Y son considerados como legítimos actores de tales prestaciones. En base al principio de Inclusión Social se busca su inserción en la cadena formal de gestión.

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar