En Noticias, Prensa y Difusión
  • Lo dijo Berta “Kitty” Quispe, Subdirectora de Políticas de Género de la Municipalidad de Córdoba.
  • El principal objetivo del área a su cargo es generar condiciones para una transformación social y cultural que permita la inclusión y no discriminación del colectivo LGTBIQ+.

El área creada a finales del 2018 en la Municipalidad de Córdoba para fortalecer la perspectiva integral de la comunidad LGBTIQ+ en el ámbito de la ciudad, desarrolla políticas que subviertan las condiciones de desigualdad e inequidad que sufre la población.

La senda peatonal de Cañada y Caseros viste los colores de la diversidad, como forma de conmemorar el Día Internacional del Orgullo LGBT, visibilizando las luchas históricas y cotidianas de esta población.

“El desconocimiento es la base de la discriminación, lo que muchas veces produce el rechazo a lo diferente”, explica “Kitty” Quispe, la subdirectora de Políticas de Género, enfocando en el aspecto educativo y cultural de la inclusión. Es fundamental el diseño de las políticas públicas del gobierno local que promuevan la equidad e igualdad de oportunidades y acceso en la diversidad.

“Desde el año 2016 se han realizado distintas charlas y talleres de sensibilización en Diversidad, Género, Trato Digno y Derechos Humanos, Derechos Sexuales Reproductivos y no Reproductivos, destinado a funcionarias, funcionarios y agentes municipales.

También, se han realizado capacitaciones destinadas a docentes y alumnas, alumnos de la modalidad jóvenes y adultos del sistema municipal de educación, proyectando su ampliación con adaptación de contenidos al resto de la comunidad educativa”, dijo Jerónimo Milla Torres.

Por su parte, Kitty es una militante de DDHH y en particular de las personas trans. Es una referente de la zona sur de la ciudad, actriz, docente de peluquería, ama de casa y esposa. Precisamente, en Villa El Libertador, la ciudad tiene el Hospital Príncipe de Asturias, da cobertura médica a la populosa zona sur de la ciudad. Y gracias al trabajo de sensibilización social de personas como Kitty, este establecimiento sanitario se transformó en un espacio de inclusión, referente para la atención de personas del colectivo de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, transexuales, travestis, intersexuales y queer (LGBTIQ+).

La categorización del Hospital del Sur como “Hospital de Referencia para la Población LGBTIQ+ fue el resultado de la canalización del reclamo de inclusión sanitaria de las distintas organizaciones de la sociedad civil y el trabajo conjunto de las áreas de gobierno (DDHH) y la Secretaría de Salud (Municipalidad de Córdoba), contando con el apoyo de la Secretaria de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación a través de la Dirección General de Políticas Integrales de la Diversidad Sexual.

“Siento mucha emoción por los que pelearon antes por nuestros derechos”, dice Quispe al recordar los tiempos previos a reforma del Código de Faltas en 1993. En la actualidad, luego de la promulgación de la Ley de Identidad de Género en 2012, la apuesta mayor es cultural. “La igualdad es el derecho humano fundamental de las personas. La lucha sigue; olvido, jamás”, dijo Quispe.

Galería

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar