En Destacadas, Noticias, Obras, Prensa y Difusión
  • Agilizará la circulación en el Noroeste de la ciudad.
  • El nuevo derivador conectará a Núñez, Donato Álvarez y Fangio.

El intercambiador vial de Rafael Núñez y Donato Álvarez sigue su marcha y, cuando concluyan los trabajos, la Municipalidad de Córdoba aliviará mucho el flujo vehicular de Álvarez: los coches, que ya utilizan la nueva pavimentación y rehabilitación de avenida Juan Manuel Fangio, contarán con el futuro empalme.

El nuevo trayecto conectará al cruce de Donato Álvarez y Rafael Nuñez, a la altura del Centro de Participación Comunal Argüello, con la zona conocida popularmente como “La Curva de la Donato”. Ese segmento, con 1.500 metros lineales de extensión y se está construyendo a partir de un acuerdo alcanzado a través de la Concertación Público – Privada. Esas tares fueron supervisadas, este jueves, por el intendente Ramón Mestre.

El proyecto contempla la existencia futura de dos calzadas de 8.50 metros cada una, un cantero central de dos metros y la colocación de 60 postes de alumbrado público, con sus correspondientes artefactos lumínicos.

Al mismo tiempo, se construirá una obra hidráulica con módulos a la altura del Canal Maestro, para desembocar allí las aguas pluviales. Este intercambiador vial, que abarcará a tramos de las calles Vagni y Masramón será doble mano. Por esta zona circulan más de 200 mil cordobeses en forma diaria y ofrecerá una vía más ágil para transitar y evitar aglomeraciones.

Galería

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar