En Noticias, Prensa y Difusión
  • El riesgo aumenta con la llegada de las bajas temperaturas y la necesidad de calefaccionar los ambientes.
  • Podés evitarlas simples medidas de prevención al alcance de todos.

El Monóxido de Carbono es un veneno que no tiene color, olor, sabor y no produce irritación en los ojos ni en la nariz, por lo tanto es imperceptible. De allí la importancia de implementar medidas preventivas para evitar que este gas contamine nuestra casa.

Cuando el monóxido ingresa al organismo, ocupa el lugar del oxígeno en la hemoglobina, por lo tanto deja a la sangre sin la posibilidad de llevar oxígeno a los tejidos, generando así la intoxicación.

Las principales fuentes generadoras son los artefactos que funcionan a gas: estufas, calefones, hogares a leña, calderas, termotanques y braseros, entre otros. Por lo tanto es importante que tengas en cuenta las siguientes sugerencias:

En tu hogar:

  • Dejá una ventilación permanente en cada ambiente.
  • Observá que la llama de gas sea siempre de color azul.
  • Si usás brasero o estufa a querosén, asegurate de apagarla antes de ir a dormir.
  • Hacé controlar anualmente las instalaciones y el funcionamiento de los artefactos. Consultá con un  gasista matriculado.
  • Usá sólo artefactos que tengan saluda al exterior.
  • Nunca calientes tu casa con horno de gas.

Prevención en vehículos

Las causas por las que el Monóxido de Carbono ingresa en el habitáculo del vehículo, podrían se: a través de la caja de velocidad o por filtraciones provenientes del piso picado o el mal estado de la unidad.

  • Al encender tu auto, verifcá que el garaje esté ventilado.
  •  Verificá el caño de escape, controlá que no esté deteriorado, picado o roto en ninguna de sus partes.
  •  Mantené siempre una ventanilla abierta en el Auto.

¿Cómo sabés cuando una persona está intoxicada?

El principal síntoma es el dolor de cabeza, también fatiga, malestar, debilidad, nauseas, vómitos, sensación de hormigueo, irritabilidad, debilidad emocional, somnolencia, dificultad para pensar y presión baja.

Ante estos síntomas: si es en el hogar, debés sacar inmediatamente a la persona a un lugar abierto. Si se trata de un caso de inhalación severa, deberás llamar inmediatamente al servicio médico de emergencia.

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar