En Noticias, Prensa y Difusión, Prensa y Difusión
  • Se suman a las cinco aprobadas recientemente. Los proyectos innovan, actualizan y revitalizan la legislación cultural.
  • Surgen de la construcción participativa, abarcando música, artes visuales, artesanías, artes audiovisuales, diseño, gastronomía, editorial y cultura comunitaria. 

Se suman a las cinco aprobadas recientemente. Los proyectos innovan, actualizan y revitalizan la legislación cultural bajo la premisa de que la Cultura es el cuarto pilar de desarrollo de la ciudad. Surgen de la construcción participativa entre el Estado municipal y los agentes sectoriales. Abarcan música, artes visuales, artesanías, artes audiovisuales, diseño, gastronomía, editorial y cultura comunitaria. Apuntan a dar continuidad a realidades existentes, potenciando el quehacer cultural local.

El pasado miércoles 3 de julio se presentaron numerosos proyectos de ordenanza en la Comisión de Cultura del Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba a instancias del ejecutivo. Los proyectos actualizan la legislación cultural tomando las particularidades y necesidades reales de la escena local, abarcando música y arte sonoro, artes visuales, artesanías, artes audiovisuales, diseño, gastronomía, editorial y cultura comunitaria. Como en muchas otras oportunidades, fueron presentados por el Secretario de Cultura, Pancho Marchiaro y equipo de funcionarios de la cartera, junto a referentes de los distintos sectores vinculados a los proyectos. El intercambio se destacó por su tono positivo, dando cuenta del trabajo de casi 8 años.
Se entregaron copias de los 11 proyectos a los miembros de la Comisión, siendo nueve de estos proyectos correspondientes a nuevas ordenanzas, y solo dos modificatorios de medidas existentes.

Cabe recordar que en diciembre pasado se aprobaron leyes en torno a la Feria del Libro y el Conocimiento, la Semana Gastronómica, el Festival Mundial del Humor y el Choripán y Mercado de Arte Contemporáneo, entre otras.

CONSTRUCCIÓN PARTICIPATIVA. Tanto los aprobados en diciembre como los proyectos presentados ayer son el resultado de un proceso de intercambio y construcción conjunta, promovido desde el estado municipal, de la mano de los hacedores de cada área de la escena cultural cordobesa. En este sentido, se destaca el papel de los foros sectoriales llevados adelante desde el año 2016 —y desde 2012 bajo formatos similares. Apuntando a un modelo de gobernanza y asociativismo, ámbitos como este han permitido durante los años recientes establecer diagnósticos y consensuar programas y medidas necesarias para creadores, instituciones, gestores y demás agentes de los ecosistemas culturales de la Ciudad, sector por sector.

Los proyectos de ordenanza se sostienen sólidamente en la necesidad de dar continuidad y entidad legal a programas y otras actividades que viene realizándose de manera efectiva desde hace años, estableciendo espacios que favorecen instancias de producción, circulación y visibilización de los distintos ámbitos. En todos los casos los proyectos contemplan demandas e inquietudes de los propios sectores, además de actualizar medidas, incorporando nuevos lenguajes de producción artística y cultural, y diversificar los terrenos sobre los que se ha legislado en Córdoba en materia de cultura.

Se presentaron 11 proyectos de ordenanza: Ecosistema Musical, Modificación Ordenanza 10.841 (Interés Cultural de Ferias de Artesanías) —regula todas las ferias de la ciudad, Fondo Estimulo a la Artesanía, Oficina de Locaciones (artes audiovisuales), Fondo Estimulo a las Artes Audiovisuales, Fondo Estimulo a la Actividad Editorial, Festival Córdoba Diseña, Programa Obrar (producción de obra para artes visuales); Cultura Comunitaria; Programa de Apoyo a Festivales Independientes y Programa de Capacitaciones Estar —ambas transversales, abarcan distintas disciplinas.
A la fecha quedan pendientes de presentarse los proyectos relativos a Co-gestión – Participación Comunitaria del Centro Cultural La Piojera y el Estatuto del Músico —elencos artísticos municipales.

CULTURA ES DESARROLLO. Todos los proyectos comparten como esencia la premisa de que la cultura es un componente central del desarrollo sostenible. Partiendo de considerar que la industria cultural es la quinta en volumen de ingresos del país y que, a diferencia de otros sectores, aún no ha encontrado su techo; con estas ordenanzas se quiere subrayar el papel de la cultura como promotora del acceso a derechos de la población —con especial atención en género, diversidad y cultura comunitaria, presentes en los proyectos presentados—, el fomento de ciudades sustentables y la generación de empleos directos.
En este sentido, desde el municipio se apuesta a integrar la dimensión cultural en las políticas de desarrollo de la ciudad, siendo su concreción bajo el formato de ordenanzas un punto culmine del proceso llevado adelante durante los últimos siete años y medio.

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar