En Noticias, Prensa y Difusión
  • La charla está dirigida a público en general, arquitectos, paisajistas, estudiantes, técnicos, aunque no requiere conocimientos previos.
  • Los interesados deberán inscribirse ingresando aquí.

Contaminación lumínica e impacto ambiental, serán uno de los ejes de esta actividad que iniciará a las 18:30 horas de este martes 23 de julio. Será en las aulas de la Universidad libre del Ambiente, avenida del Piamonte S/N, a metros del puente Turín, en el barrio Quebrada de las Rosas. Estará a cargo de la arquitecta Mariana Enríquez, especialista en medio ambiente visual e iluminación eficiente.

La charla está dirigida a público en general, arquitectos, paisajistas, estudiantes, técnicos, aunque no requiere conocimientos previos. El arancel de la charla es de $200. Inscribite ingresando aquí.

El temario incluye conceptos como:

  • Contaminación lumínica e impacto ambiental, de lo global a lo regional, de lo doméstico a lo institucional, causas, consecuencias y soluciones.
  • Iluminación y eficiencia. Buen uso del LED: Cómo elegir la Iluminación. Pautas Generales.
  • Iluminación y paisaje. Pautas Generales.

35.000 LED: la apuesta de la ciudad

La Red de Alumbrado Público de la ciudad está cambiando por un modelo sustentable de luminaria que suplanta al anticuado sistema de vapor de sodio. Los puntos de luz, o sea el conjunto artefacto, poste y brazo lumínico, fueron adaptados específicamente para marchar con LEDs. Para eso, además de realizar la configuración eléctrica correspondiente, se monta doble tapa de aislación y se conecta la toma de corriente a tierra. Todo esto contenido en tableros de plástico reforzado con fibra de vidrio para una mayor seguridad de los transeúntes.

Cada adaptación de los puntos de luz requiere una inversión de 20.000 pesos que se prorratean a largo plazo. En consumo la ciudad ahorra entre un 30 y un 50 por ciento. Además, las lámparas LED tienen una vida útil cinco veces mayor a las tradicionales de vapor de sodio.

Entre otros beneficios tienen mayor eficiencia lumínica y un menor impacto ambiental. Se encienden rápidamente sin necesidad de calentamiento y el daño que reciben es progresivo, por lo que se puede cambiar la lámpara a tiempo sin sufrir un inesperado corte de luz. En síntesis: mayor iluminación de las calles y plazas, con un producto más duradero, a un costo de consumo menor y mínimo daño al medio ambiente.

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar