En Noticias, Prensa y Difusión
  • Ella es Blanca Villarreal, flamante y única próxima egresada del ciclo 2019 de la modalidad de Jóvenes y Adultos en la escuela municipal Oscar Soto López.
  • Mamá, abuela y bisabuela recibirá su diploma cumpliendo 80 años. Promete seguir estudiando.

“Voy a extrañar mucho la escuela, la idea es seguir estudiando. Ese día, voy a estar muy emocionada”, se adelanta la protagonista de esta gran historia que llegará al corazón de muchos cordobeses.

Cuando hay voluntad y sueños por cumplir, no hay obstáculos para alcanzarlos. Esto es lo que demuestra Blanca Villarreal de 79 años, que en menos de un mes cumplirá 80 años y recibirá su diploma de egreso de la primaria y además cierra este ciclo portando la bandera de ceremonia.

Coqueta, madre de dos hijos, abuela de 8 nietos y bisabuela de 5 bisnietos, la estudiante nacida en barrio Ituzaingó porta toda la frescura de su edad y es amada por sus compañeros, docentes y amigos.

El polvillo de la tiza le había imposibilitado estudiar porque le dañaría su vista, pero la vida siempre da oportunidades. Lo cierto es que Blanca un día acompañó a una amiga a la escuela y sin saber muy bien que hacía allí, tímidamente le hizo una guiño al destino y se quedó para aprender a leer, escribir, sumar y restar.

“Acá es muy lindo, me trataron muy bien, la seño Marcela me daba para escribir, leer, a mí me gusta mucho la matemática, más que lengua, y de a poco iba sumando, restando, sabiendo las tablas  enseguida se aprende a dividir y  multiplicar. Estoy muy contenta porque he aprendido muchas cosas”,  con alegría nos contaba Blanca sobre sus  progresos desde el año 2015. En ese sentido  y con ganas de compartir su historia nos decía: “Ahora tengo muchos conocimientos, me daba más voluntad de seguir estudiando, aprendía más cosas”.

Con mirada tranquila y en su accionar un mensaje para contagiar  de que no hay tiempo ni obstáculos que no puedan ser superados para cumplir sueños. Y en este transitar de su escolaridad,  con la voz emocionada destacó  la importancia de su familia.

La escuela al que concurrió es Oscar Soto López de barrio Los Sauces, donde funciona un nodo de la modalidad de Jóvenes y Adultos de la Municipalidad de Córdoba. Marcela, la seño de Blanca, es docente hace 30 años en este establecimiento y hace 9 años que da clases en la modalidad. Los alumnos del ciclo tienen entre 29 años hasta 79.

Es que además de concurrir a completar el primario, también esta abuela se hace tiempo para compartir con sus gustos con compañeros y amigos jubilados: manualidades, folklore, gimnasia y bailar.

“Culmina un segundo ciclo de la primaria, alcanzando todos los contenidos de  la materia, es completa, baila, canta, actúa, excelente compañera, todos debemos tener un poco de la energía de Blanca, se la va a extrañar”, nos cuenta Marcela, la “seño”.

Blanca, con ese espíritu de superación no planea quedarse con terminar la primaria y pretende continuar con la secundaria. Su deseo es compartir sus conocimientos con sus nietos. Y seguir viviendo, feliz.

Los desafíos de educar

Creada en 2001 mediante la ordenanza 10.211, la Subdirección de la Modalidad de Jóvenes y Adultos (CEJA) de la Municipalidad de Córdoba ofrece una oportunidad educativa a personas mayores de 18 años, que deseen alfabetizarse y completar el primario según sus conocimientos previos.

Existen 30 CEJAS distribuidos en la ciudad y funcionan en aulas compartidas con las escuelas municipales y anexos. Permiten el cursado en reparticiones municipales, centros vecinales u otras organizaciones civiles.

Actualmente, la modalidad tiene alrededor de 500 alumnos, mayormente mujeres, que a diario reciben la copa de leche y en forma mensual, módulos alimentarios.

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar