En Noticias, Prensa y Difusión, Prensa y Difusión

La ordenanza establece como política pública el reconocimiento, la promoción y el fortalecimiento de la Cultura Viva Comunitaria en el territorio de la ciudad de Córdoba.

En la mañana de hoy, jueves 10 de octubre, desde las 9.30 se llevó adelante la aprobación de la Ordenanza de Cultura Comunitaria en el Concejo Deliberante de la Ciudad de Córdoba, una de las primeras leyes municipales de Argentina en esta materia.
Sucedió con participación de los concejales de los distintos bloques, funcionarios del área de cultura municipal, trabajadores del área específica de cultura comunitaria municipal y referentes de organizaciones de base territorial local, con quienes se ha construido conjuntamente la presente ordenanza.

El instrumento crea el Programa Municipal de Cultura Viva Comunitaria, crea también el Registro Municipal de Organizaciones de Cultura Comunitaria de la Ciudad de Córdoba, el Consejo de Cultura Comunitaria y el concurso anual Cultura de Barrio, y establece que el 10% (diez por ciento) del presupuesto total de la Secretaría de Cultura municipal deberá destinarse a la promoción de la cultura viva comunitaria cordobesa. Esta última es, sin duda, una reivindicación histórica para los colectivos que trabajan por ello a nivel continental, implicando una importante mejora en la inversión que el municipio realiza en estas acciones.
Tanto el mencionado Consejo como el concurso Cultura de Barrio, tienen existencia previa a la Ordenanza, logrando a partir de hoy instituirse formalmente por ley municipal. Han sido, justamente, las y los miembros de este Consejo de Cultura Comunitaria quienes trabajaron junto al Municipio durante el año pasado para acordar el contenido del proyecto que ahora se convierte en ley.

La ordenanza establece como política pública el reconocimiento, la promoción y el fortalecimiento de la Cultura Viva Comunitaria en el territorio de la ciudad de Córdoba.

Su aprobación es una inmejorable noticia en la medida en que por su intermedio se formaliza, como política pública municipal, un ámbito de trabajo con las organizaciones barriales. Al instalar la convocatoria anual “Cultura de Barrio” garantiza la continuidad del apoyo económico y financiación a los diversos proyectos culturales barriales que se vienen desarrollando —y acompañando desde la actual Dirección de Cultura Comunitaria municipal. Por su parte, la creación del Consejo de Cultura Comunitaria define un espacio permanente de concertación entre la sociedad civil y el Estado municipal, para apoyar y asesorar en materia de políticas y programas de cultura comunitaria.

Todo lo cual sucede después de un camino de ocho años recorrido desde la cartera de Cultura, junto a las necesidades y demandas concretas de las organizaciones barriales, habiendo logrado retejer vínculos sólidos que hacen al mejoramientos de la calidad de vida de las personas, considerando que el acceso a la cultura es un derecho humano y una plataforma posible desde donde experimentar maneras de relacionarse, de pensarse como sujetos, organizarse, e incluso formarse y modificar realidades, en muchos casos muy complejas, de las vecinas y vecinos de Córdoba.
De esta experiencia, destaca el intercambio y construcción conjunta con organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, formales y no formales de la Ciudad, con programas como Aprendo con Cultura, Tu Barrio en Escena, Carnavales Comunitarios, Cultura de Barrio, Promotores Culturales Comunitarios, y también el proceso de gobernanza iniciado para La Piojera con participación activa de organizaciones e instituciones de barrio Alberdi y la ciudad.

 

¿Qué es la Cultura Viva Comunitaria?

La variedad de expresiones comunitarias que privilegia en la cultura los procesos por sobre los productos, procesos dinámicos y permanentes donde las expresiones artísticas y culturales que se generan en los territorios no están directamente vinculadas al mercado de bienes, productos y servicios culturales; se construye, a partir de la cotidianeidad y la vivencia de sus territorios, otras posibilidades de disfrute.

Es una experiencia de formación humana, política, artística, educativa y cultural que reconoce y potencia las identidades de los grupos poblacionales, a través del protagonismo, el diálogo, la cooperación, la coexistencia pacífica, la cohesión social, la inclusión con equidad de género, la construcción colectiva, y la articulación con organizaciones sociales; que fortalecen el encuentro de lo diverso en un marco de respeto mutuo.

Objetivos de la Ordenanza

 

  1. Promover la Cultura Viva Comunitaria como hecho social colectivo que forma parte de la vida cotidiana, como motor de la transformación social y del desarrollo integral y el buen vivir de las comunidades, que incluye diferentes maneras de participación.
  2. Visibilizar, fortalecer y preservar las identidades y expresiones culturales presentes en los barrios de la ciudad de Córdoba, para potenciar las capacidades, los significados y las trayectorias que las organizaciones construyen en los territorios
  3. Proponer el diseño de políticas públicas que efectivicen el cumplimiento de los derechos culturales.
  4. Promover y potenciar la diversidad cultural, presente en la pluralidad de expresiones culturales, que resulta de la construcción de una identidad colectiva y comunitaria de cada sector de la ciudad.
  5. Reconocer y propiciar la protección del patrimonio material, inmaterial y simbólico cultural de los barrios de la ciudad de Córdoba.

 

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar