En Noticias, Prensa y Difusión
  • Allí nació hace 400 años, el primer poeta argentino, Don Luis de Tejeda. 
  • Con horarios especiales y visitas acompañadas se podrán recorrer las muestras “Por gracias recibidas” y “Poemas para una parca ingrata”, además de la colección estable del museo.

Durante enero estará abierto de lunes a viernes de 9.00 a 16.00 horas. Los lunes, miércoles y viernes desde las 11.00 horas se realizan visitas guiada; sábado de 10.00 a 13.30 horas, y con visita acompañada desde las 12.00 horas. El bono contribución de lunes a viernes es de $50, sábados es de $60, los miércoles gratis y menores de 12 años sin cargo.

El Museo de Arte Religioso Juan de Tejeda, ubicado en Caseros 122, es una perla del turismo religioso cordobés con más de 50 años de historia. Allí conviven tres importantes colecciones: de la Catedral, el Monasterio San José y la formada a partir de donaciones de particulares que recorren la historia del arte desde el siglo XVII hasta nuestros días, constituyendo una de las más importantes colecciones del país.

La casa fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1941 y representa uno de los mayores tesoros. Paredes de cal y canto delimitan las celdas del mismo modo que lo hacían en 1600 y contienen, con fresca ternura, objetos ocultos de este y otros templos de muy antigua data.

Durante enero, en el Museo de Arte Religioso Juan de Tejeda se pueden visitar las exposiciones “Poemas para una parca ingrata”, que destacan por su valor documental acerca de la primera obra literaria femenina en el territorio nacional, y “Por gracias recibidas”,  una muestra en la que se exhiben exvotos que pertenecen a la colección de la histórica Fundación San Roque.

“Por Gracias Recibidas. Exvotos de la Iglesia San Roque”

 Es una muestra en la que se exhiben exvotos que pertenecen a la colección de la histórica Fundación San Roque. El exvoto, conocido popularmente como promesa o milagro, es una manifestación popular que nace de la fe y la concreción material de un agradecimiento. Posee el valor de lo popular, de lo anónimo, y de lo auténtico, ya que en ellos se reflejan las alegrías, tristezas y esperanzas del pueblo. Es la concreción de un diálogo directo con lo sobrenatural sin la intermediación de los rituales del culto.

 “Poemas para una parca ingrata”

Es una exhibición de poemas laudatorios escritos en 1804 por hermanas Carmelitas Descalzas del Monasterio San José (Córdoba). Las obras destacan, además, por su sutil belleza expresada en los detalles de la filigrana calada propia de la poesía de túmulo. Acompañará también la exposición el manuscrito original escrito por Fray Cayetano José Rodríguez en 1790, referido a la vida de Doña María de San Diego Ojeda, religiosa del mismo monasterio, que refleja las vicisitudes de la vida de una joven a principios del siglo XIX, contrariando los imaginarios acerca del rol de la mujer en el período colonial y postcolonial.

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar