En Destacadas, Noticias, Prensa y Difusión
  • La consigna del encuentro fue “¿Qué aprendimos luego de tres meses de la crisis del Covid-19?”
  • También participaron representantes del BID.

El intendente Martín Llaryora compartió este viernes un encuentro virtual con alcaldes de ciudades latinoamericanas y representantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con el objetivo de intercambiar las diferentes experiencias a la hora de enfrentar la pandemia del coronavirus y cómo seguir adelante.

La consigna del encuentro fue “¿Qué aprendimos luego de tres meses de la crisis del Covid-19?”. Los participantes pudieron intercambiar las diferentes acciones que implementaron durante la pandemia y plantearon los desafíos de cara al futuro, haciendo hincapié en las herramientas tecnológicas aplicadas a la educación, la igualdad en la planificación urbana y participación ciudadana, la forma en la que nos trasladamos y utilizamos el sistema de transporte, el deterioro inmediato de los ingresos locales, la atención de los gobiernos locales sobre las necesidades básicas de un gran grupo de habitantes en materia de alimentación y el proceso de reactivación económica como gran desafío a afrontar.

En la reunión, el intendente estuvo acompañado por la secretaria de Planeamiento, Modernización y Relaciones Internacionales y participaron, además, Rodrigo Neves Barreto, alcalde de Niterói, Brasil; Claudio Castro, alcalde de Renca, Chile; Milena Calderón Sol de Escallón, alcaldesa de Santa Ana, El Salvador; Virna Johnson, alcaldesa de Santa Marta, Colombia; Colin E. Jordan, M.P. Ministro de Trabajo y Relaciones Sociales, Barbados; y Juan Pablo Bonilla, Gerente de Cambio Climático y Desarrollo Sostenible del BID.

El denominador común fue la importancia de las herramientas tecnológicas y redes digitales utilizadas durante el aislamiento social obligatorio, que estimularán nuevas formas de trabajo y de educación, de atención de la salud y de la administración pública y privada, así como de ahorro y consumo. Estos procesos sostenidos en cuatro décadas de acumulación tecnológica, habituales para una parte pequeña de la sociedad global, verán su maximización ciudadana.

Otro aspecto importante fue la revalorización de la vida hogareña y familiar, que seguramente tendrá una influencia cultural significativa en nuestras vidas.

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar