Alfajores Chammas

    Desde hace 140 años el nombre Chammas está directamente ligado a los comienzos del alfajor, esa exquisita confitura que identifica a nuestra provincia.

    Su fundador, Augusto Chammas, fue un químico francés dedicado junto a su esposa hacia 1860 a elaborar tabletas y confituras, una actividad comercial poco conocida por entonces. La gran creación no se hizo esperar y tuvo su origen en la idea de transformar las dos tabletas rectangulares de bizcochuelo a un formato redondo unido entre sí por dulce de leche y cubierto por un vidriado de azúcar.  La palabra alfajor es un argentinismo, al decir de algunos historiadores, lo cierto es que hoy es sinónimo de recuerdo cordobés y con justa razón porque aquí nació.

    La empresa familiar representa a la Ciudad, hoy dirigida por sus tataranietos, José Ignacio Finocchietti y Matías José Finocchietti. El lema de la Casa sigue siendo el de antaño: mucho esmero en su elaboración y un equipo de profesionales que mantengan la calidad de sus productos.

    Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar