Confitería y Pizzería La Real

    La historia de la Confitería y Pizzería La Real empieza en 1969, cuando Don Felipe Klor alquila la esquina de avenida Olmos y Rivadavia, para instalar el Bar Real; emplazado estratégicamente entre la zona financiera y bancaria de la Plaza San Martín y el Mercado Norte, rodeado de ferreterías, mueblerías, casas de electricidad e importantes comercios de materiales para la construcción. Rodeado de los mejores cines de la ciudad y el emblemático Teatro Comedia, el punto se convertía en un referente del deporte y de la cultura cordobesa.

    A lo largo de los años, el espacio fue punto de encuentro en las mañanas bancarias y en las noches culturales; sumando incluso clientela habitué del universo del boxeo, que se acercaba desde el Córdoba Sport (el Luna Park cordobés) también compartiendo manzana. Además fue nido para referentes del básquet cordobés, que después de los partidos o los entrenamientos, llegaban para nombrar, debatir, analizar tácticas y compartir momentos. Todo esto atraviesa la historia del Real, con 50 años vendiendo pizza y café en el mismo lugar, con la misma vocación de servicio y el amor por el encuentro.

    Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar