A los fines de establecer y respaldar el desempeño ambiental de actividades establecidas en la normativa, se requiere de la práctica  de monitoreos ambientales de emisiones gaseosas, efluentes líquidos, ruidos y vibraciones, residuos o probables afectaciones al suelo.

Los monitoreos necesarios dependerán de la evaluación ambiental de la actividad, en concordancia a sus planes de gestión ambiental, requiriendo de muestreos particulares y específicos acordes a sus características, lo que se establece y ajustan periódicamente en el marco del procedimiento de evaluación de impacto ambiental, a través de sus auditorías ambientales.

En ese marco, el Observatorio Ambiental Municipal, responsable de la verificación de la toma de muestras, exigencia fundamental para avalar las condiciones y veracidad de las mismas, ha definido mediante Resolución Nº 293/19 los criterios a implementar en la misma.

Estos permitirán avanzar en la unificación de criterios, garantizar la veracidad de las muestras y de sus resultados, con el objeto de hacer más eficiente el sistema de control y seguimiento ambiental de las actividades industriales, comerciales y de servicio, o las que a criterio del municipio corresponda.

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar